lunes, 25 de febrero de 2013

Oropesa 2013


Una imagen dice más que mil palabras, eso al menos dice el refrán, pues mirarme la cara a ver que os parece. No me daban más de sí las piernas en los últimos 1.500 metros, eso es todo lo que pude correr, el resto del tiempo me lo pasé reciviendo codazos, apartando a gente de mi camino, jurando en hebréo y en el suelo. Los croses cortos son muy cortos, la gente corre mucho y el espacio es limitado, por tanto la salida es fundamental, o te colocas bien y sales dándolo todo o te pasa como a mí que nada más dar la salida me encontré en el medio de una manada de atletas que me zarandeaban como a un pelele. No os exagereo si os digo que en los primeros compases de la prueba no salí de la cola del pelotón y que en el primer kilómetro apenas pude ampliar la zancada y correr algo.

Al final quedé en el puesto 77º, un poco lejos de donde tenía q haber entrado pero despues de lo dicho anteriormente la puntilla vino cuando me arrollaron y me fuí al suelo, todo en la primera vuelta, asi que estoy contento con la carrera, la verdad es que me gustó la experiencia.

Entré el 2º de mi club a tan solo 16 segundos de Juan Manuel y en ese intervalo de tiempo entraron entre él y yo más de 20 atletas, asi que con eso os lo digo todo. Suma y sigue.

Un saludo chic@s

2 comentarios:

Jose J Vicente Fernandez dijo...

es un poco caotico esto del cross no?
para mi lo hiciste genial mas si cabe tras la caida...
saludos

PACO GACELA. dijo...

Los grandes nunca se rinden aunque se caigan, a pesar de todo gran carrera, saludos.