miércoles, 20 de febrero de 2013

En otro terreno

Hacía ya bastante tiempo que tenia ganas de subir a la montaña, bien a hacer una ruta con raquetas de nieve a bien a calzarme unos skis. Al final me decidí por la segunda opción porque leí en el Twitter que Paula y Helena iban a subir el viernes pasado a San Isidro a Skiar, así que aprovechando que iban a ir ellas me uní al grupo.

Hasta aquí todo normal, todo normal hasta que os diga que yo jamás me había calzado unos skis y que apenas me había puesto unos patines tres o cuatro veces allá en los estertores de la infancia.


La verdad es que por lo dicho anteriormente he de decir que no me fue tan mal, gracias a Paula que pasó conmigo toda la mañana en el segundo remonte ya me mantenía en pié y aunque me era imposible hacer la cuña, a mi manera y con derrape incluido era capaz de girar decentemente. Disfruté bastante aunque me dí tantas hostias que a las 5 de la tarde preferí montarme en el telesillas y bajar al coche, quería marcharme de San Isidro con un buen sabor de boca.


Ahora unos días después me doy cuanta que cometí un error y que hice una tontería llendo a la nieve en estos momentos de la temporada, cuando me quedan tres carreras objetivo, pero así somos los atletas. Así que no me arrepiento de nada, disfruté y descubrí un nuevo deporte que estoy seguro practicaré a partir de ahora aunque las agujetas, los moratones, la fatiga física y mis kilos y kilos de mocos me quieran hacer pensar lo contrario.

Un saludo

3 comentarios:

jose Nogales dijo...

Esperemos que después de esto no te dé por el padel, el squash o algo similar.

Jose J Vicente Fernandez dijo...

bueno, esta bien la experiencia, yo la tengo en la lista de pendientes, y eso que aqui en Escocia la nieve no es que falte!!

Santa Biología dijo...

Jajajajaja no no Jose deja palláaaaa!!!!

Jose Vicente, si al final te decides hazme caso, lleva prptecciones en el culo!

Gracias por comentar chicos