lunes, 20 de junio de 2011

Volando sin rumbo


Me faltan cojones, sin más. Si no corro más es por falta de huevos, por una mente que cuando se calza los clavos echa el freno de mano, se acojona, se emboza con tanto lactato en vena y hace de mí un cordero con piel de lobo.

Que diferentes son las dos imágenes, cambia algún protagonista, cambio yo, sobro yo. Siempre cerca de gente con tanto pundonor y tantos huevos y no soy capaz de aprender nada. No competiré bien nunca si no soy capaz de sufrir en las series, plantarlas cara como dios manda y no pensar tanto, simplemente correr con dos cojones.

1'13''
1'13''
1'21''

Los tiempos son engañosos, terminé mejor de lo que reflejan la mierda de series, pero vuelvo a repetir una y otra vez que si hice tan mal la última serie fue simplemente por falta de cojones.

2 comentarios:

Villa dijo...

No te tomes así las cosas Aron, creo que deberias enfocar los entrenamientos de otra manera, intenta disfrutar de ellos. Cuando te toque series piensa que vas a disfrutar con cada zancada, que vas a disfrutar cuando te duelan las piernas ya que es sinónimo de que te estás esforzando... en definitiva disfruta entrenando, los resultados son secundarios, la clave está en el ENTRENAMIENTO, lo demás si tiene que llegar llegará.
Un saludo y cuidate.

gargar dijo...

Eran 3 x 500 rec 5... q no lo has puesto jeje. No hace falta llegar desguazado en todas la series. Y entrenando seguramente seas una de las personas que mas huevos le echas y seguramente en el pasado eso te ha lastrado bastante a la hora de competir.