martes, 8 de julio de 2014

Media maratón de la cartuja

Esta es una de las muchas estradas que tenía pendiente este año, la de la media maratón Isla de la Cartuja.

Durante este invierno estuvimos preparando una media maratón a conciencia, corrimos la Behobia-San Sebastián como introducción y comenzamos a trabajar con la mente puesta en correr una buena media entre Diciembre y enero, como mucho, para que no se nos hiciera muy larga su preparación ya que comenzamos a entrenar en agosto. Así se fueron pasando las semanas y en el momento clave, por diciembre atravesé un pequeño bache en los estrenos que no me dejo afinar tanto como quisiera y al final alargando alargando se me presento la oportunidad de correr en Sevilla y pasar también unos días con mi amigo Jose Carlos que hacia mil años que no le veía. Así fue como me presente en la línea de salida de esta media sevillana.


De la carrera poco que contar, pasamos los 10km en 33:20 y me puse en cabeza, haciendo una buena criba, con tanto énfasis tire que no hice sino inmolarme a mi mismo. En el kilómetro 15 mire para atrás y vi que únicamente me seguía Tomás Padua, a la postre ganador de la prueba. Le dije que no iba bien y se fue, a partir de entonces me toco sufrir. A falta de 2 km me pasó el que más tarde fue el segundo clasificado y me pegue a el pero me gano por dos segundos porque a la entrada al estadio de la Cartuja le exprinte a muerte sin tener en cuenta que una vez dentro tenía que dar una vuelta de 300 metros. En fin, corriendo y aprendiendo, al final tercero con 1:11:04.


Poco más que contar de esta carrera salvo que pase unos días inolvidables junto a Jose Carlos y su padre y en cuanto a lo deportivo me di cuenta que llegue un poco pasado de rosca, cansado ya de todo el invierno y que tenía que haber corrido una buena media en Diciembre por ejemplo pero bueno, a toro pasado es muy fácil poner la muleta.